Análisis

[Análisis] ‘State of Anarchy: Master of Mayhem’

Con 48 niveles y dos dificultades, Sometimes You nos traen un juego que en principio puede parecer simple, con su estilo de dibujo y efectos de sonido que suenan como un niño imitando efectos de disparos, láseres y explosiones, pero esto le da un carisma diferente y en perspectiva ese estilo contrasta con el juego.

El menú es directo. Sigues tu partida, inicias un juego nuevo (Que en el mismo juego lo llaman: Anarquía) o cambias diferentes opciones como el idioma la dificultad (Normal o Difícil, no hay fácil), también puedes cambiar el volumen de sonido o el de la música, nada fuera del otro mundo. Cuando has avanzado de nivel puedes continuar tu aventura o regresar a los niveles que has pasado con anterioridad.

Bien mencioné el contraste que tiene el arte con el tema y se trata de la anarquía total, es decir, un desastre en todos lados, gente tratando de liquidarte apenas te ven, autos, súper héroes, aliens, máquinas, platillos voladores casi todo lo que imaginas te quiere cazar ¿y cuál es tu meta? robar un banco por supuesto y es que de esa manera empiezas a pasar nivel por nivel.

Inicias en medio de la calle con armas básicas y justo a lado tuyo hay un auto, aceleras con ZR y con el stick izquierdo te mueves, con el derecho apuntas, con R usas tu arma primaria y con L tu arma especial, el tipo de movimiento al caminar en principio es lento y es que si no has jugado un shooter de doble stick (Con uno te mueves y con otro apuntas y disparas) te tomará un rato acostumbrarte. Cabe resaltar que el disparo primario es semi automático, pero resulta mejor disparar con R que esperar a que el arma se active sola con el stick derecho, ya que extrañamente sólo dispara cuando apuntas a los lados, cuando te mueves hacia arriba o hacia abajo no se activa, lo cual dificulta la reacción.

El juego avanza, como se mencionó antes, por medio de niveles a los cuales se les supera en primera instancia llegando al banco, donde deberás llegar con el subjefe que siempre posee un arma diferente, en cada banco hay dos botiquines que te permitirán sobrevivir y ya en los últimos niveles se necesitarán bastante. Al derrotar al subjefe adquieres un arma nueva que puede ser una primaria o una especial y conforme vayas avanzando serán más fuertes y con mayor cadencia de disparo y rango. Las armas van desde sierras, lanzagranadas y láseres alienígenas, hasta clásicas escopetas, por mencionar solo algunas de las que tendrás a lo largo de los 48 niveles de los que se compone State of Anarchy: Master of Mayhem.

Llegarán etapas donde serás secuestrado por alienígenas y tendrás que acabar con un jefe. También, a lo largo del juego serás llevado a otro planeta que en realidad no cambia mucho la dinámica que estando en la tierra: robas un banco, eres secuestrado, vences al jefe de área, robas una nave y vences un ovni que planea eliminarte para llegar de nuevo a la tierra (Que conforme avances se verá cada vez más destruida). Sigues robando bancos, uno que otro ovni aparece para que lo detengas y un jefe alienígena debe ser detenido por ti en la tierra, en realidad puede ser bastante repetitivo y hasta el mismo juego a veces lo remarca, haciendo burla del mismo bucle en el que eres encerrado.

Las últimas etapas son las mejores, sin duda, puesto que los enemigos no sólo se hacen más fuertes, sino que son más veloces y aparecen muchos más. Llegan momentos donde te das cuenta de que de verdad parece una anarquía.

Uno de los aspectos más importantes son los pequeños elementos RPG que posee State of Anarchy, y se trata de que conforme derrotes enemigos, no importa el tamaño, irás poco a poco subiendo de nivel y al llegar a uno en particular te regalarán un punto que podrás canjear para mejorar ciertos talentos como lo son: moverte más rápido, dar golpes, tener una chance de ganar un poco de vida al vencer a un enemigo, una mejora en tu salud (bastante útil) y activar una habilidad especial en donde te mueves aún más rápido y disparas aún más que de hecho es temporal (Algo así como un modo furia). También se agradece que puedas canjear o reiniciar tus puntos al terminar una fase o al haber perdido, además de que también cuentas con dinero, con el cual puedes adquirir mejoras, como hacer más daño y que tus balas lleguen aún más lejos. El dinero se adquiere al vencer enemigos que también pueden soltar botiquines y al vencer jefes, lo cual motiva siempre a participar en la anarquía.

La música no es mejor aspecto del juego, aunque la que se escucha al terminar un nivel es bastante agradable. El juego posee pequeñas fallas, como la música que se corta en ocasiones, o que al iniciar el juego te sale el típico menú donde te pide que conectes los Joy-Con y hace falta que te avise cuando están ya conectados, directamente presionar A ya te deja iniciar el juego. Pero sin duda una de las fallas más importantes es que en los últimos niveles se detecta un pequeño lag al haber tantos elementos en pantalla y es que en un juego donde los enemigos y las balas siempre están presentes para esquivarse es importante mencionarlo. En los niveles finales también sucedió con frecuencia que el juego se cerraba con un error. Todos esos errores que pueden alterar mucho el disfrute del juego que, con cambios pequeños como la música, una historia mejor desarrollada y un buen parche que los arregle, sin duda harían de State of Anarchy: Master of Mayhem un juego mucho mejor.