Artículo

[Joyas del Recuerdo] The World Ends With You

Bienvenidos a una nueva entrada de Joyas del Recuerdo. Hoy recordaremos uno de los JRPG de mayor catálogo de Nintendo DS que no gozó, por desgracia, del éxito y reconocimiento merecido. Es el turno deThe World Ends With You.

Este juego fue publicado por Square Enix y desarrollado por el equipo que participó en enormes éxitos como Final Fantasy VII o Kingdom Hearts. Al ser un juego de Square sabemos que se cumplen algunos estereotipos como protagonistas adolescentes, historias impactantes, drama y acción, pero aquí terminan las similitudes.

Presentacion del juego

En The World Ends With You controlaremos a Neku Sakuraba, un adolescente amnésico y antisocial que se topa con una serie de personajes que le ayudan a procesar la adolescencia de manera sana: rompiéndole la cara a golpes a monstruos y personajes malvados por igual.

No mucho más se puede decir de la historia sin entrar en territorio spoiler. Es suficiente con saber que el juego está excelentemente escrito y que cada personaje es único y gozan de profundidad suficiente como para llamar nuestra atención e interesarnos por ellos, por mas tangencial que sea.

Uno de los puntos en los que sí podemos explayarnos con más detenimiento es en la ambientación de The World Ends With You. El juego toma lugar en Shibuya, un distrito comercial de la ciudad de Tokyo sobre el que gira con una temática puramente urbana. Las armaduras son reemplazadas por ropa de marca, las pociones y elixirs por sushi y perros calientes, y las habilidades especiales son dadas por pins.

Existen varios sistemas propios del género que adhieren profundidad al juego; pero para ser honestos, ninguno aporta demasiado y se puede jugar la mayoría, incluyendo jefes secretos, sin siquiera ponerse a pensar en esos elementos. La comida ayuda a incrementar las estadísticas de los personajes y un sistema de moda da un pequeño incremento a las correspondientes de nuestra ropa. Un añadido que puede ignorarse sin perder un ápice del juego. 

Compañero

La estética urbana no se limita a los aspectos técnicos. Los sprites de los personajes y los enemigos están construidos para parecer obras de graffiti, coronado con diálogos al estilo historieta occidental. Además, la música se compone de una selección de géneros que van desde el electro, el rock, el grunge y el kpop, todo lo que uno encontraría en un reproductor de un adolescente japonés; justamente de donde proviene la música en la historia del juego. En pocas palabras, la banda sonora es el punto más destacable de The World Ends With You, una pequeña gran obra de arte.

La jugabilidad de The World Ends With You sigue los estándares de cualquier JRPG con algunos cambios sustanciales que lo hacen una excelente opción para quienes no casen con el género. La idea básica del juego es llevar el personaje del punto A al B del mapa para destrabar escenas de diálogo (aunque la historia hable de tiempo límite, no afecta para nada en la realidad) y batallas pre programadas, nada nuevo sobre el horizonte. Lo que hace le hace atractivo es que la historia está magistralmente escrita; jamás aburre y el sistema de lucha es veloz, frenético, continuamente cambiante y en tiempo real.

El juego fue planteado como una experiencia única para Nintendo DS, por ello aprovecha ambas pantallas de la portátil. Los enemigos atacan al mismo tiempo a ambos personajes y debemos responder de manera distinta mientras se desarrolla la lucha, que nunca dura más de un minuto. En la pantalla superior tenemos a nuestro compañero que ataca con combinaciones de crucetas al estilo rítmico -o botones para zurdos-, mientras en la pantalla inferior Neku se mueve por el escenario gracias al Stylus, y ataca con los diferentes pins cuando dibujamos los símbolos necesarios (a veces peca de ser poco preciso).

Combates

Uno de los grandes logros de The World Ends With You es su sistema de encuentros, ya que no es aleatorio, sino que se compone de un sistema de riesgo-recompensa en el que elegimos con qué enemigos luchar (la dificultad está planteada en símbolos). Mientras más difícil sea la pelea, mejores serán las recompensas de experiencia e ítems. La experiencia no sólo sube el nivel de Neku, sino también de sus pines, que pueden evolucionar por este método y otros, como por ejempl,  un sistema de reposo que utiliza el reloj interno de la consola.

The World Ends With You tiene algo para cada quien. La historia principal, de unas 25 horas, puede jugarse de manera casual sin ninguna preocupación y tiene contenido que supera las 100 horas para los jugadores más acérrimos, que no solo descubrirán nuevos elementos sino también algo de historia oculta. Por otro lado, el título se encuentra íntegramente en inglés tanto en la versión de Nintendo DS como en iOS, versión más cara sin el encanto del original; factor que puede echar hacia atrás a más de un jugador.